La operación bikini cuesta mucho pero en el momento que vemos nuestros objetivos cumplidos, la gran mayoría, volvemos a nuestros malos hábitos.

¿Crees que aún estás a tiempo de no echar por tierra la operación bikini? Te recomendamos un estudio de saliva. Te ayudará a conocer el código genético y en saber cómo metabolizamos los distintos componentes alimentarios. ¿Y para qué quiero saber eso? Pues bien, nos proporcionará la respuesta sobre lo que podemos o no comer, o hacerlo con más o menos asiduidad sin que luego nos tengamos que arrepentir.

A través de una muestra de saliva se investigan intolerancias a la lactosa, al gluten, a la histamina o a la mala absorción de la fructosa. También se estudian los tres micronutrientes esenciales en el día a día como son la sal, la vitamina D y el ácido fólico, así como la correcta metabolización de nutrientes. Esta información es para toda la vida ya que tu genética no cambia.

¿Te atreves a conocer lo que puedes comer o no? Nosotros te damos la solución, ahora te toca decidir a ti.

© 2015 - EmSALUD

Teléfono de contacto 91 870 68 40 v