Las autoridades mantienen en alerta a los ciudadanos de Chicago. La ciudad entera está pausada. Decenas de millones de ciudadanos están encerrados en sus hogares, sin poder ir a trabajar, al colegio, etc, se han anulado vuelos y se han suspendido viajes debido a que no se registraban temperaturas tan bajas en la ciudad desde hace más de 25 años; meteorólogos prevén que lo peor está por venir con temperaturas por debajo de los 50 grados centígrados. El intenso frío ha causado, por el momento, 16 muertos y mantiene sin actividad a varios estados del país.

En la tercera ciudad estadounidense, Chicago, donde la temperatura del miércoles pasado era de -30°C, con una sensación térmica de -46°C a causa del viento helado, hacía más frío que en la capital del estado de Alaska e incluso más que en algunas partes de la Antártida.

Bloques de hielo flotaban en el río de la ciudad, al tiempo que las llamas de los quemadores de gas calentaban las líneas ferroviarias regionales para mantenerlas en funcionamiento.

Más de 1.800 vuelos fueron cancelados en los dos grandes aeropuertos de la ciudad y el operador ferroviario Amtrak interrumpió su servicio con salida de Chicago.

El servicio postal estadounidense, conocido por su compromiso de hacer llegar el correo a pesar de las inclemencias climáticas, suspendió las entregas en Indiana, Michigan, Illinois, Ohio, Dakota del Norte, Dakota del Sur y Nebraska.

La causa parece ser una masa de aire ártico que se desprendió del vórtice polar que habitualmente rodea el Polo Norte, provocando la ola polar.

CategoryEmSalud

© 2015 - EmSALUD

Teléfono de contacto 91 870 68 40 v