Como podemos comprobar en nuestras vacaciones a la playa, cuando ya estamos posicionados en el mejor hueco que hemos encontrado y echada la toalla, oímos una voz que anuncia “¡masaje!” y, por supuesto, nosotros miramos si nos hemos bajado el monedero porque por fin llegan las verdaderas vacaciones de relax: playa con masaje relajante.

¿Sabemos realmente a qué nos enfrentamos? Parece un acto inofensivo y simplemente de ocio que nos va a dar una satisfacción completa de nuestras vacaciones pero en verdad estamos ante un “masajista” sin experiencia avalada que puede causarnos un problema de salud grave. El Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid lleva advirtiendo el problema desde hace años.

Estos masajistas suelen manipular la espalda o extremidades sin criterio profesional. “Un giro de cuello puede provocar un daño en una vértebra o una elongación en un nervio o un vaso sanguíneo. Por ejemplo, en un hombro, los movimientos que hacen por encima de la cabeza pueden romper un músculo, o un ligamento, o provocar una lesión de manguito de rotadores por girar bruscamente el brazo”, advierte el secretario general del Colegio de Fisioterapeutas de Madrid, José Santos en declaraciones a Europa Press.

Por otra parte se debe tener en cuenta la higiene. Son masajistas que se encuentran en la playa por lo que sus manos y uñas no deben ser las más limpias pudiendo aumentar las posibilidades de ser contagiados por una dermatitis por las bacterias o virus.

El negocio de estos masajistas es motivado por los propios turistas. Un negocio que es ilegal y que además puede causarnos problemas de salud. Los que deben parar este negocio son los propios turistas, cuidando así su salud y la de todos.

 

CategoryEmSalud

© 2015 - EmSALUD

Teléfono de contacto 91 870 68 40 v