Aludiendo al artículo anterior “¡Cuidado con el masajista de playa!” queremos informar de qué se debe hacer para no ser engañado.

En los últimos años, se han dado varios casos de engaños y estafas de quienes creíamos que eran profesionales de la fisioterapia y luego no lo eran o, también, porque no cumplían con la normativa, es decir, el centro no estaba autorizado por la Consejería de Sanidad. Estas infracciones afectan a los verdaderos fisioterapeutas ya que les devalúa como profesionales y, a su vez, son perjudicados todos los usuarios que necesitan un tratamiento.

Hace unos meses se condenó a 6 años de prisión más multas y devoluciones a un hombre que estuvo durante 15 años haciéndose pasar por fisioterapeuta y, por supuesto, sin autorizar el centro. Parece una locura que haya ejercido esta profesión durante tantos años y que nadie haya denunciado hasta que en el 2013 el Colegio de Médicos recibió una denuncia de un usuario.

Más sobre la noticia>>

¿Cómo me afecta como paciente? Los pacientes han sido engañados, se les ha vendido un servicio profesional y no es real. No tiene una acreditación de su profesión y, a pesar de su posible experiencia, no sabemos si las técnicas y tratamientos aplicados por este supuesto profesional es la idónea o no, afectando a la salud del paciente.

Nuestra primera recomendación es que se exija ser tratado por un Fisioterapeuta. El Fisioterapeuta es un profesional de la salud acreditado por un título universitario. Además, si no confía en la palabra del profesional o del centro, exija la colegiación. Es obligatorio que todo Fisioterapeuta que ejerza en la Comunidad de Madrid esté dado de alta en el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (Ley 10/1997, de 14 de abril).

Volviendo al caso, también se debe tener en cuenta la acreditación del centro. Sabemos que muchos de nosotros vamos a fisioterapeutas colegiados que ejercen su actividad en su domicilio o en centros de dudosa acreditación sanitaria. Para ejercer o lucrarse de esta actividad se debe hacer en un centro que esté autorizado por la Consejería de Sanidad. Es obligatorio que todos los centros sanitarios tengan la autorización de la Dirección General de Ordenación e Inspección de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid. Siempre que vaya a un centro de fisioterapia debe observar si lucen el número de expediente asignado a través del certificado expedido.

Todas estas medidas son para cuidar la salud de todos los pacientes, de cuidar tu salud y la de los tuyos, no se deje engañar.

© 2015 - EmSALUD

Teléfono de contacto 91 870 68 40 v