Imagina una gran playa de arena blanca.  En su orilla rompen olas de todos los tamaños. Algunas de ellas son pequeñas, y dan ganas de acercarse y hundirte entre ellas. Otras, por el contrario, son muy grandes y de aspecto amenazante. Sin embargo, cuando llegan a la orilla, todas ellas acaban por desaparecer sin provocar daño.

A pesar de que ninguna de las olas cause daño imagina que alguien decidiera luchar contra las olas. ¿Tendría sentido? ¿Para qué luchar si ya sabemos que no van a hacer daño? Las olas, tanto grandes como pequeñas, van a acabar disolviéndose en la arena. Lo único que va a conseguir esa persona es frustrarse.

¿A dónde queremos ir a parar? Con esta metáfora de la playa representamos a cada uno de nosotros y, las olas, a los pensamientos y emociones, que a pesar de que a veces puedan hacerte sentir mal, no hacen daño. Nos ayuda a considerar la aceptación como una alternativa a la necesidad de control.

En muchas ocasiones sentimos un descontrol emocional por las creaciones mentales. Los pensamientos y emociones vienen y van; pero al final, desaparecerán y solo quedará la arena. Cuando le damos demasiada importancia a nuestras historias y preocupaciones, solemos acabar pasándolo mal.


Nos gustaría invitarte a la nueva consulta de psicología de EmSALUD Rivas para liberarte de todo pensamiento negativo, conocerte a ti mismo o ser escuchado por un profesional.

¡Ya puedes pedir tu cita! No dudes en llamarnos al 91 870 68 40 y estaremos encantados de atenderte.

© 2015 - EmSALUD

Teléfono de contacto 91 870 68 40 v