A mediados de enero ya anunciaban todos los medios titulares como “La gripe alcanza ya el nivel de epidemia en todo el país“, “La gripe sube a Madrid y ya roza el umbral de epidemia” o “La gripe entra en epidemia y satura las urgencia“. Aunque parece que la epidemia se está disipando, todavía, un mes después, muchos de los afectados no han sanado como deben, continúan con molestos catarros o constipados.

Que los días sean más largos o nos haya mostrado el sol un poco su cara parece que da esperanzas de que el frío pronto se marchará y con ello todos los virus resistentes como el resfriado o la gripe. Sin embargo, tenemos que ser precavidos porque el frío aun no se va.

El momento Kleenex en mano aún no ha acabado. Aún nos quedan días de frío por lo que vamos a ir pensando como prevenir recaer o caer:

  • Lo más importante: Abrígate. Lógicamente el frío no es el causante de la enfermedad aunque creas que si. Vale, si, ayuda a que los virus estén en un ambiente idóneo pero no es el causante. La causa de la enfermedad es mayoritariamente el contagio, se transmite por el aire, por secreciones del cuerpo o por superficies contaminadas, pero mejor mantén tu cuerpo caliente ;D
  • ¿Qué es eso de las secreciones del cuerpo? El virus de la gripe se contagia de una persona a otra a través de las gotitas expulsadas al hablar, toser o estornudar y también al tocar objetos previamente contaminados por virus y tocarse a continuación la nariz, la boca o los ojos. Solución: no respires, ni hables, ni toques, ni te muevas… por supuesto, es broma, solo intenta evitar el contacto con las personas de tu alrededor.
  • No te olvides de mantener tu termómetro cerca y usar pañuelos de papel de un solo uso para evitar la contaminación.
  • Vacunarte debería haber sido uno de los primeros objetivos con el año nuevo. ¿Cuál es el problema de la vacuna de la gripe? No se sabe la eficacia que va a tener la vacuna hasta que se testea… El virus de la gripe es muy cambiante y por eso la vacuna se tiene que renovar cada temporada según las cepas (suelen ser del tipo A, B o C) que más hayan circulado la temporada anterior. Este año se han dado más casos de tipo A del que hay dos cepas que incluye la vacuna.
  • Si ya estás enfermo, ¡ve al médico! Sigue sus indicaciones aunque parezcan pocas y por favor, no continúes el contagio, si debes quedarte unos días en casa, ¡hazlo!

Esperamos mejores noticias con la primavera y las alergias, ¡ya sabéis! 😉

© 2015 - EmSALUD

Teléfono de contacto 91 870 68 40 v