La maleta está llena de por si acasos y entre ellos debe estar el botiquín de viaje. Las rutas, transportes, alojamientos, comidas copiosas… En vacaciones es importante tener todo organizado tanto por el tiempo que va a hacer como para las actividades que se van a realizar, todo lo necesario para no encontrarse con ningún contratiempo. Sin embargo, muchos olvidan llevar consigo un pequeño botiquín que puede solucionar cualquier pequeño contratiempo de salud.

Las vacaciones no están exentas de cualquier problema de salud. Por lo que para poder evitar os recomendamos algunos medicamentos necesarios en tu botiquín de viaje:

  • Ibuprofeno: todos lo conocemos y sabemos que sus efectos son la solución para pequeñas fiebres o dolores musculares o inflamaciones (los hipertensos o aquellos que padezcan problemas de estómago pueden sustituirlo por el genérico Paracetamol de 650 mg).
  • Antidiarreico: en vacaciones las comidas son abundantes por lo que es recomendable tener un medicamento que solucione posibles malestares intestinales. Es una solución perfecta para evitar intoxicaciones alimentarias.
  • Rehidratación: te recomendamos sueros hiposódicos que se venden en sobres por si se produjeran vómitos o diarreas.
  • Antihistamínico: ¡las alergias! tenemos mayor contacto con la naturaleza y por tanto pueden provocarnos algunos cuadros gripales. Se recomienda un colirio para los ojos y antihistamínicos.
  • Antipicores: el verano también atrae a los insectos y sus molestas picaduras, por lo que es recomendable pomadas que alivien el efecto de la picadura sobre la piel. Si vais a un país tropical, ¡no os olvidéis del repelente!
  • Medusicalm: playita=medusas, ¡cuidado con las medusas! Si hay concentración lleva contigo un medicamento que alivie la molestia de la picadura.
  • Protección solar: quemarse no es agradable. No te olvides de la crema solar, cuanta mayor fotoprotección mejor.
  • Mi favorito, la biodramina: quien se maree como yo, mejor no te la dejes en casa. Un mareo puede estropearte un día estupendo.
  • Las tiritas: sea el daño que sea no te olvides de ellas, en cualquier momento puedes tener un tropiezo o una rozadura.

© 2015 - EmSALUD

Teléfono de contacto 91 870 68 40 v