Para muchos el verano es su estación favorita y se permiten cambiar las costumbres. Salir de la rutina implica modificar los horarios, la alimentación y la preocupación por el físico, lo que termina pasando factura al cuerpo.

¿Cómo notamos los malos hábitos adquiridos en verano? Si bien, ya llevamos gran parte del verano y muchos notarán los kilitos de más, la flacidez y sequedad de la piel o la pérdida de vitalidad del cabello, ¡aún estamos a tiempo de cuidarnos!

#BuenaSalud Consejos

Por supuesto la hidratación debe estar en cabecera, aunque no se tenga sed el cuerpo está perdiendo agua por las altas temperaturas, es recomendable beber entre 2-3 litros de agua.

No sólo es necesaria una buena hidratación interna, la exposición al sol conlleva a la deshidratación de la dermis por lo que se debe proteger con cremas de sol y after sun. Una crema hidratante diaria puede ayudarte a mantener la elasticidad de la piel.

Las frutas y verduras deben acompañar la dieta más que en el resto del año al contener agua y un soporte vitamínico para aguantar el calor.

Se puede comer de todo pero reduciendo las cantidades y siempre con algo de ejercicio físico como caminar una hora al día o media hora si tu condición física no te permite más. Si eres deportista no debes perder la rutina, una buena nutrición y un ejercicio continuo puede ayudarte a evitar lesiones para la nueva temporada.

El cabello es una de las partes más castigadas ante las exposiciones al sol, el mar, las piscinas… lo resecan. Para evitar tener que pedir al peluquero cortar más de lo que son las puntas habituales (mis dos dedos y sus cuatro) se deben utilizar champús solares y con aporte vitamínico.

Protegerse los ojos no sólo conlleva a ponerse unas gafas de sol, estas deben de tener filtros reglados ya que si no podrían ocasionarnos daños irreparables.

Por último, cuidar la vestimenta, se deben evitar las prendas ajustadas para la transpiración de la piel.

¿Alguno ha seguido estos hábitos hasta ahora? Si no es así, no te preocupes, aún estás a tiempo de tomar nota y cuidarte como te mereces, o si lo prefieres, EmSALUD está abierto a partir septiembre con tratamientos estéticos y de salud.

 

© 2015 - EmSALUD

Teléfono de contacto 91 870 68 40 v