Imagina una gran playa de arena blanca.  En su orilla rompen olas de todos los tamaños. Algunas de ellas son pequeñas, y dan ganas de acercarse y hundirte entre ellas. Otras, por el contrario, son muy grandes y de aspecto amenazante. Sin embargo, cuando llegan a la orilla, todas ellas acaban por desaparecer sin provocar daño. A…

© 2015 - EmSALUD

Teléfono de contacto 91 870 68 40 v