Cuando la genética nos limita a una altura y queremos optar por profesiones que nos piden mínimos de estatura que no alcanzamos lo primero que buscamos es cómo poder estirarnos unos centímetros para poder superar la prueba de estatura.

Las pruebas de estatura son muy habituales para optar a policía, guardia civil o militar aunque también las podemos encontrar en profesiones de imagen. ¿Es injusto? Si, pero se debe cumplir estrictamente si no quieres ser eliminado en el proceso selectivo.

Si eres de los de “a mi me falta un poco, ¿qué puedo hacer?” lo más importante es que te asegures de que cumples este requisito. Sobre todo para no esforzarte a superar el resto de pruebas y en el momento del reconocimiento médico te echen atrás por no dar la altura.

Déjame decirte que sí, puede haber solución para los que le falte muy poco para llegar al mínimo, pero todo ello dependerá de cada persona y cuerpo.

A continuación te damos unos consejos y trucos:

  1. Fisioterapia. Si, unas sesiones de fisioterapia pueden ayudarte a ganar entre 1 o 2 cm. Hay aspectos de nuestro día a día que hacen que nuestra columna no esté totalmente alineada: la fuerza de la gravedad, mala postura mientras estudiamos, cargar peso, entrenamientos físicos, malas posturas, lesiones o contracturas musculares, secuelas de un accidente de tráfico, bloqueos en las vértebras o cadera… Un profesional entendido en la materia realizará contigo una serie de ejercicios y estiramientos que provocarán una mejor alineación de todos los segmentos óseos y articulaciones vertebrales, y con ello un aumento de tu altura, que puede oscilar desde medio centímetro a varios centímetros, según tu estado físico, edad, etc.
  2. Pasar el máximo tiempo posible tumbado antes de que te midan. Es por el efecto de descompresión de los discos intervertebrales. Este efecto dura poco y es el que debes aprovechar. Ve cronometrando lo que te dura el margen de legalidad hasta bajar del 1,65 o 1,60 según tu sexo, normalmente será de unos 45 minutos.
  3. Bebe agua.  Los discos intervertebrales forman parte del cuerpo. Si el cuerpo se deshidrata, los discos también. El agua es esencial para la salud óptima del fibrocartílago de los discos intervertebrales. La deshidratación hace que sea difícil que el fibrocartílago recupere su forma natural y funcione adecuadamente. Por tanto bebe agua para el buen funcionamiento de tu columna y por supuesto para garantizar su fuerza y flexibilidad.

 

¿Y tú? ¿Conoces algún truco para dar la altura?

© 2015 - EmSALUD

Teléfono de contacto 91 870 68 40 v