Cómo Prepararte para tu Sesión de Presoterapia: Pasos a Seguir antes del Tratamiento

Prepararse adecuadamente antes de una sesión de presoterapia puede ayudar a optimizar los resultados del tratamiento y garantizar una experiencia más cómoda y efectiva. Aquí hay algunos pasos que puedes seguir para prepararte para tu sesión de presoterapia:

1. Programa tu Sesión

Programa tu sesión de presoterapia en un momento conveniente para ti, preferiblemente en un día en el que no tengas compromisos importantes ni actividades físicas extenuantes programadas después del tratamiento.

2. Hidratación

Mantén tu cuerpo bien hidratado bebiendo suficiente agua antes de tu sesión de presoterapia. Una hidratación adecuada puede ayudar a mejorar la circulación sanguínea y linfática, lo que puede aumentar la efectividad del tratamiento.

3. Evita Comidas Pesadas

Evita comer comidas pesadas o abundantes antes de tu sesión de presoterapia, ya que esto puede dificultar la digestión y provocar molestias durante el tratamiento. Opta por comidas ligeras y saludables para evitar sentirte incómodo durante la sesión.

4. Viste Ropa Cómoda

Viste ropa cómoda y holgada el día de tu sesión de presoterapia. Esto te ayudará a sentirte más relajado durante el tratamiento y facilitará el proceso de colocación de las mangas o botas de presión.

5. Evita el Uso de Lociones o Aceites

Evita aplicar lociones, aceites o cremas en las áreas que serán tratadas con presoterapia, ya que esto puede dificultar la adhesión de las mangas o botas de presión y afectar la efectividad del tratamiento.

6. Limpia tu Piel

Antes de tu sesión de presoterapia, asegúrate de limpiar cuidadosamente la piel en las áreas que serán tratadas. Esto ayudará a eliminar cualquier residuo de maquillaje, suciedad o sudor que pueda interferir con el tratamiento.

7. Consulta con tu Médico

Si tienes alguna condición médica preexistente o estás tomando medicamentos, consulta con tu médico antes de tu sesión de presoterapia para asegurarte de que el tratamiento sea seguro y adecuado para ti.

8. Pregunta sobre Precauciones Especiales

Si estás embarazada, tienes problemas circulatorios graves o alguna otra condición médica específica, asegúrate de informar a tu terapeuta de presoterapia antes del tratamiento y pregunta si hay precauciones especiales que debas tener en cuenta.

Siguiendo estos pasos simples, puedes prepararte adecuadamente para tu sesión de presoterapia y maximizar los beneficios del tratamiento. Recuerda que la presoterapia es un tratamiento seguro y efectivo cuando se realiza correctamente, y puede ayudarte a mejorar la circulación, reducir la retención de líquidos y mejorar la apariencia de tu piel.

PROMOCIONES

¡HASTA UN 40% DE DESCUENTO!

Hasta el 27 de junio

Ir al contenido