Traumas no superados

Psicología
¿Qué es un trauma psicológico?

Un trauma puede definirse como cualquier suceso que amenaza la integridad física o emocional de un individuo y que lo hace sentir indefenso, desamparado o en peligro. Algunos ejemplos de traumas pueden incluir: accidentes, desastres naturales, agresiones sexuales, violencia doméstica, abusos infantiles. Incluso eventos más pequeños, como la intimidación o el rechazo en la infancia, pueden tener un impacto significativo en nuestro bienestar emocional a largo plazo.

Es importante señalar que cada persona reacciona de manera diferente ante un trauma y que no todas las personas experimentan las mismas secuelas. Sin embargo, cuando un trauma no se aborda adecuadamente, puede generar síntomas físicos y emocionales que pueden perdurar en el tiempo y afectar negativamente la calidad de vida de una persona.

Tipos de trauma
  • Trauma agudo: Este tipo de trauma ocurre como resultado de un evento único y catastrófico, como un accidente automovilístico, un desastre natural o un acto de violencia. Puede desencadenar una respuesta emocional inmediata, como miedo intenso, shock o negación.
  • Trauma complejo: Este tipo de trauma se refiere a la exposición a experiencias traumáticas repetidas o prolongadas, como abuso emocional o físico, negligencia o violencia. Puede tener un impacto duradero en la capacidad de la persona para regular sus emociones y relaciones interpersonales.
  • Trauma intergeneracional: Este tipo de trauma se transmite de una generación a otra a través de patrones de comportamiento, creencias y valores familiares. Puede ser el resultado de eventos traumáticos en el pasado de la familia, como la guerra o el abuso, y puede manifestarse en dificultades emocionales y relacionales en la generación actual.
  • Trauma vicario: Este tipo de trauma se refiere a la exposición indirecta a la experiencia traumática de otra persona, como los testigos de accidentes o de violencia ejercida contra otros. Puede desencadenar síntomas similares a los del trauma directo, como ansiedad, depresión y estrés postraumático.
Síntomas

Hemos de recalcar que los síntomas pueden ser diferentes para cada persona, pero algunos signos pueden ser: 

  • Preocuparse mucho o sentirse muy ansioso o triste. 
  • Llorar a menudo. 
  • Tener problemas para pensar con claridad.
  • Tener pensamientos aterradores o flashbacks, revivir la experiencia.
  • Sentirse enfadado, resentido o irritable.
  • Tener pesadillas o dificultad para dormir.
  • Evitar lugares o personas que le traigan recuerdos del momento traumático.
  • Aislarse de familiares y amigos.
¡Suscríbete!

Si quieres conocer todas las novedades, promociones y actualidad antes que nadie, sólo tienes que facilitarnos tu email.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PROMOCIONES

¡HASTA UN 50% EN TUS SERVICIOS FAVORITOS!

Láser – Presoterapia – Radiofrecuencia – SPA

Ir al contenido