La vuelta al cole o la llegada del otoño es un momento clave para todos los clubes, gimnasios o centros deportivos ya que el interés por la actividad física es mayoritaria. Para muchos es una primera experiencia y para otros el empiece tras un parón por vacaciones. El retorno a la actividad física puede causar lesiones si no se le da importancia a una buena prevención.

Nuestro cuerpo lleva inactivo un tiempo por lo que es recomendable el calentamiento antes del ejercicio y los estiramientos adecuados para cada actividad. Las lesiones, principalmente, suelen ser provocadas por un mal calentamiento, falta de estabilidad lumbar y abdominal, sobrecarga, mala ejecución y técnica, falta de estiramientos y llevar un tiempo de recuperación muy corto. Incluso un usuario con una condición física óptima está expuesto a una lesión.

Para aquellos usuarios que viven una primera experiencia con la actividad física, se recomienda:

  • Si se apuntan a un gimnasio lo mejor es tener un entrenador personal para conocer las técnicas adecuadas y poder familiarizarse con la aparatología. Además de tener preparado un programa personalizado.
  • El ejercicio cardiovascular (correr o elípticas) de forma gradual.
  • No se puede entrenar hasta el límite de una persona. El entrenamiento se debe comenzar con sesiones cortas e ir poco a poco, sobre todo en lo referente a cargas.
  • No trabajar el mismo grupo muscular en días consecutivos. Un buen comienzo es la frecuencia de 3-4 veces por semana. Cualquier persona que desee entrenar todos los días, debe alternar entre la parte superior del cuerpo y la parte inferior del cuerpo. Por ejemplo, trabajando en dos grupos de músculos al día y los otros dos grupos al día siguiente.
  • Asegúrese de que tiene una buena estabilidad lumbar y abdominal antes de embarcarse en ejercicios de peso.
  • Visite un fisioterapeuta con motivo preventivo y le enseñe ejercicios de calentamiento y estiramiento.

Para clientes habituales:

Hacer un retorno gradual, es decir, volver al ejercicio pero casi como si fuera una primera vez ya que el músculo debe recordar. Con 4 o 6 semanas de entrenamiento gradual, el usuario podrá regresar a su ritmo habitual.

Y por supuesto, visitar a un fisioterapeuta de confianza como prevención y descarga, además de seguir las instrucciones de estiramiento del profesional.

Desde EmSALUD recomendamos comenzar la actividad física a partir de ahora para que la probabilidad de alcance de los objetivos sea mayor, bien por rendimiento, pérdida de peso, estar en forma… pero se debe tener en cuenta el riesgo a una lesión.

Esperamos que este artículo haya sido de su interés y les anunciamos que la Clínica EmSALUD Rivas cuenta con fisioterapia en ambos centros deportivos: Pol. Parque del Sureste y Pol. Cerro del Telégrafo.

 

© 2015 - EmSALUD

Teléfono de contacto 91 870 68 40 v