La iniciativa de la Real Federación de Futbol de Madrid (RFFM) y su Proyecto Cardiofutbol, perfectamente definido bajo el lema “un federado, un electro”, da respuesta a la prevención de la muerte súbita en el deporte. Estimada en 2 casos cada 100.000 personas hasta 35 años y 1 cada 18.000 de los 25 a los 75 años.

En general, las causas de muerte súbita durante el ejercicio son muy diferentes en los deportista jóvenes que en los deportistas de mayor edad.

No obstante, el asma, el golpe de calor y el consumo de drogas recreativas o de sustancias que mejoran el rendimiento también pueden causar la muerte. Puede deberse a la aparición súbita de arritmias cardíacas en todos los atletas.

En deportistas jóvenes, la causa más común de muerte súbita cardíaca es el engrosamiento no detectado del músculo del corazón.

Otros trastornos cardíacos que causan arritmias, como el síndrome del QT largo o síndrome de Brugada, y los aneurismas aórticos también pueden causar la muerte súbita en jóvenes deportistas.

Con menos frecuencia, un aumento de tamaño del corazón no detectado puede estar presente en una persona joven que no presenta síntomas, y la persona puede morir repentinamente durante o después del ejercicio intenso.

En los atletas de mayor edad, la causa más común es Arteriopatía coronaria.

¿Cómo prevenimos?

Habitualmente se realiza una valoración médica de la persona antes de comenzar a practicar deporte. Los médicos valoran a las personas que tienen trastornos médicos y también a aquellas que creen no sufrir ningún trastorno médico. Las personas sin trastornos médicos conocidos deben ser examinadas debido a que algunos trastornos graves no causan problemas hasta que el sujeto realiza ejercicio.

Es recomendable hacerse un reconocimiento médico al menos una vez al año.

© 2015 - EmSALUD

Teléfono de contacto 91 870 68 40 v