Un año más ya están aquí las Navidades y con ellas todas las cenas y comidas copiosas. Durante estas fechas comemos mucho más de lo que estamos habituados y aunque sean manjares no quiere decir que sea sano saturar a nuestro cuerpo a grandes comidas, dulces y excesos.

Aunque parezca “IMPOSIBLE” comer bien en Navidad es posible. ¿Qué alimentos debemos comer y con cuáles hay que moderar su consumo? ¿Cuándo hay que tomar los dulces navideños? ¿Por qué se recomienda evitar el alcohol? ¿Qué personas deben cuidar especialmente su alimentación en estas fechas? Pues bien, lo primero es centrar los excesos durante las comidas y cenas señaladas: Nochebuena, Navidad, Nochevieja y Año nuevo; durante el resto de días hay que tratar de volver a la dieta habitual.

Los alimentos que podemos comer, en verdad, son todos, con moderación y si es posible centrar las comidas a frutashortalizasproductos integrales y líquidos para estar bien hidratados, pero realmente estamos preparados para consumir cualquier alimento, siempre con moderación y sin excesos, y por supuesto hay que tener cuidado con aquellas personas con patologías en las que sea preciso controlar la dieta por prescripción del nutricionista o su médico. Se debe cuidar la alimentación, especialmente aquellas personas que padezcan una enfermedad cadiovascular. Según diferentes estudios, “después de las Navidades aumentan los ingresos hospitalarios por problemas cardiovasculares así como las incidencias y, además, hay datos que demuestran que las personas con algunas patologías cardiovasculares deben cuidar su alimentación”.

Además debemos tener en cuenta que no es sano compensar los excesos, si esta Nochebuena y Navidad nos hemos pasado no podemos dejar de comer al día siguiente. Repetimos, podemos excedernos en los días señalados pero siempre volver a la dieta habitual el resto de días, evitaremos muchos sustos.

Y por supuesto como no mencionar al rey de la mesa de estas fechas: el alcohol. ¡Mucho cuidado con el alcohol! Ya se que un brindis lleva a otro y a otro pero no olvides tomar agua como bebida principal en las distintas comidas. Si tomas alguna copa de vino, acompáñala de un vaso de agua. Y si, evita aquella copas de alcohol de alta graduación como son los licores.

Espero que nuestros consejos sirvan para Nochevieja y la comida de Año Nuevo, ¡ánimo con esos excesos!

© 2015 - EmSALUD

Teléfono de contacto 91 870 68 40 v